Inicio Mapa del sitio RSS
 
 
 
 
|
El Programa e-basura y el Gobierno de la provincia de Buenos Aires firmaron un convenio para la entrega de equipos informáticos.
El Programa de reutilización tecnológica y concientización ambiental, "e-basura: Acercarse a la era digital" firmó un Acuerdo de colaboración en la UNLP.

La firma del Acuerdo comprende la colaboración de la Secretaría General de Gobernación de la provincia de Buenos Aires para el desarrollo de las actividades del Programa e-basura. Todo el equipamiento informático en desuso de las dependencias que pertenecen a la Secretaría serán destinados al Programa para su posterior restauración, reutilización y donación a instituciones sociales de todo el país. En este acuerdo, el Gobierno también contribuirá con un transporte para que los integrantes de e-basura puedan acercar las computadoras restauradas a las instituciones sin fines de lucro.

Los integrantes del Programa de extensión e-basura reciben equipamiento informático en desuso que la gente, las empresas y organismos públicos acercan a su taller de trabajo ubicado en Tolosa, La Plata. Allí recuperan las partes de las computadoras en desuso, las restauran y le instalan el sistema operativo de software libre, Lihuen, desarrollado por un equipo de trabajo de la Facultad de Informática de la UNLP. Posteriormente, acercan la tecnología a comedores, escuelas, bibliotecas y jardines de todo el país. Las partes que no pueden ser recuperadas son enviadas a una empresa ubicada en Capital Federal con certificación ambiental para la disposición final y segura de los RAEE -Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos- y también, colaboran con alumnos de la Facultad de Bellas Artes de la UNLP que realizan artes con la "chatarra" electrónica. De esta manera, reducen la brecha digital y social a través de la donación de computadoras y colaboran con el cuidado del medio ambiente a través de la reutilización tecnológica y concientización ambiental.

Actualmente, el problema de la basura electrónica es su disposición final: la misma es vertida a cielo abierto, lo cual resulta altamente contaminante. Los metales y demás elementos que poseen los RAEE son tóxicos y contaminan el medio ambiente, perjudicando el aire que respiramos, la tierra y el agua que bebemos. Resta agregar que en el país aún no se ha sancionado ninguna ley que contemple la disposición final y segura de la basura electrónica.


Actualizado el 02/09/2015 13:47